«Marcha y Caravana por la Vida» se vivió en Copiapó en conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mamas

Este 19 de Octubre se conmemoró el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mamas, y para ello en la ciudad de Copiapó se desarrolló una entretenida y vibrante actividad conocida como la «Marcha y Caravana por la Vida» – donde todos los participantes estuvieron ataviados con símbolos de color rosado, que es el color que representa la lucha contra este mal y el eslogan que era «Tengo Cicatrices porque decidí luchar y vivir» – la que fue desarrollada con el objetivo de infundir ánimo y de concientizar a la población debido a esta enfermedad.

Erika Ossandón, Directora y Fundadora Corporación Pétalos de Esperanza, conversó con RCI Medios (www.rcimedios.net y www.radioceleste.cl) señalando que «la actividad me la solicitó una de las personas que nosotros apoyamos, quien es Vicky y actualmente ella atraviesa un cáncer de mamas, tomando en cuenta que este 19 de Octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mamas». Desde ese momento se definió el hacer una Marcha por la Vida, «una Marcha llena de esperanza, entregando esta esperanza a muchas personas que no tan sólo están sufriendo un cáncer de mamas», a juicio de la representante de la Corporación de Ayuda.

Pero no tan sólo por el Cáncer de Mamas fue la razón de esta marcha multitudinaria y multicolor, porque participaron otras personas más que a lo largo de sus vidas habían tenido distintos tipos de cánceres, para apoyar esta movilización, la que «también trató de enseñar a la gente que esta enfermedad no hay que verla con amargura, sino con alegría, porque mientras más nos unamos con las personas que están sufriendo con este mal, podremos entregarles buenas vibras», contó la Directora de Pétalos de Esperanza.

La Marcha y Caravana por la Vida fue una gran actividad donde estuvo presente mucha gente de todos los sectores y credos. «Porque acá no hay colores políticos, somos una Corporación de Ayuda e invitamos a todo el mundo, y fue con mucho respeto y sin desorden alguno. Vicky se fue muy contenta, con su corazón lleno de alegría a esperar la próxima semana el recomenzar con su tratamiento de quimioterapia», finalizó Erika Ossandón.

Nota extraída de RCI

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp