Trabajo multidisciplinario busca detectar comercio ilegal de cables de alta tensión

Tareas de fiscalización forman parte de las acciones que se han encomendado los integrantes de la mesa público-privada de prevención al robo de conductores eléctricos.

La mesa público-privada de prevención al robo de conductores eléctricos está desarrollando distintas variadas acciones de prevención con el objetivo de evitar este delito que tiene una afectación directa en la comunidad regional.

Es así que en los últimos días, como parte de las tareas operativas contempladas en esta instancia, la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos de la Fiscalía de Atacama, junto a funcionarios de ambas policías, representantes de los municipios de Copiapó y Tierra Amarilla, además del Servicio de Impuestos Internos y la empresa CGE; llevaron a cabo distintas fiscalizaciones a locales en que se comercializa chatarra con el fin de verificar que los productos que llegan a estos recintos cuenten con la documentación respectiva.

“El trabajo investigativo que desarrolla la Fiscalía, junto al resto de los organismos que integran esta mesa, busca precisamente indagar respecto del destino de los cables de alta tensión sustraídos en lugares diferentes de la región, esto por tratarse de un delito sancionado por Ley  cuyos responsables serán identificados y sometidos a los procesos de persecución penal respectivos”, dijo el fiscal de esta Unidad de la Fiscalía Regional, Renán Gallardo.

El persecutor agregó que como parte de estas fiscalizaciones se han logrado detectar más de 260 kilos de cables de media y alta tensión que han sido sustraídos de las líneas alimentadoras de energía a las comunas de la región.

Respecto de estas tareas de fiscalización la seremi de Energía de Atacama, Cecilia Sánchez Valenzuela, indicó que “felicitamos la labor de la Fiscalía y las policías, que permanentemente están realizando labores investigativas y que, en este caso, en el marco de la mesa público-privada de prevención al robo de conductores eléctricos, entre otras cosas, están fiscalizando la venta de cables de cobre, junto al Servicios de Impuestos Internos, los municipios locales, la coordinación regional de Prevención del Delito y a la empresa CGE. Vamos a perseguir, por todas las vías, el robo de conductores eléctricos porque este delito daña la infraestructura eléctrica e impacta negativamente en la calidad de vida de las personas”. Por su parte, el delegado presidencial regional, Jorge Fernández, indicó que “estamos muy satisfechos con el trabajo realizado en cada una de las fiscalizaciones que se han realizado en diferentes comunas de Atacama, con el fin de brindar mayor seguridad a nuestras vecinas y vecinos. Este trabajo ha sido posible gracias a la coordinación intersectorial de diversos organismos, como la Fiscalía, PDI, Carabineros, Armada, los alcaldes y alcaldesas y nuestros seremis, quienes se han puesto a disposición para poder elaborar el Plan Regional de Fiscalizaciones y ejecutarlo exitosamente en Atacama, focalizando servicios en diferentes puntos con grandes resultados. En esta línea, quiero hacer un llamado a la comunidad a seguir denunciando. Existe el Fono Denuncia Seguro, que es el *4242. Este número es gratuito y funciona las 24 horas para que puedan realizar las denuncias correspondientes”.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp