Autoridades verifican normas de elaboración de alcoholes en Copiapó

Seremi de Agricultura y SAG destacaron que productores/as locales de chica, pisco, pajarete y cerveza deben estar acreditados ante el Servicio y ceñirse a la Ley de Alcoholes.

En el contexto de fiestas patrias autoridades del Ministerio de Agricultura en la región realizaron una visita a una productora de pisco artesanal ubicada en Chamonate, comuna de Copiapó, donde instaron a elaboradores y comerciantes de alcoholes en general, a regirse por las normativas existentes de producción y venta, en un mes en que aumenta el consumo de estas bebidas.

Participaron de la actividad el Seremi de Agricultura, Ricardo Zamora Hidalgo, y la directora regional del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, Mei Maggi Achu, además de inspectores de este servicio, quienes recorrieron las instalaciones de la empresa Spirits Atacama, única en la provincia dedicada a la producción de pisco, entre otros alcoholes.

En la oportunidad, Zamora destacó que el Ministerio, a través del SAG, fiscaliza el cumplimiento de la ley 18.455, conocida como Ley de Alcoholes, que busca que el proceso de elaboración de bebidas como el pisco, la chicha o el vino cumpla con los requisitos para el consumo humano y se garantice su genuinidad e inocuidad. Por ello, indicó que el SAG mantiene una fiscalización constante a establecimientos elaboradores, distribuidores y comercializadores.

“En todas estas instancias se verifica que las bebidas alcohólicas se vendan en envases sellados y etiquetados, y además se toman muestras que son enviadas a los laboratorios del Servicio para determinar su potabilidad, calidad, materias primas empleadas, procedimientos utilizados, entre otras características”, indicó.

Mei Maggi indicó que “en general vemos que las productoras formales de pisco como esta, y las demás 18 existentes de la región, la mayoría de ellas ubicadas en el valle del Huasco, cumplen con las normativas”.  Añadió que por eso “hacemos un llamado a toda la comunidad en este 18 de septiembre a que adquiera bebidas alcohólicas en lugares establecidos y que, en el caso de las y los productores, cumplan con las normas que el Ministerio exige y así evitar problemas de toxicidad, adulteración o mala calidad”.

Sobre la chicha, destacó que “como es elaborada artesanalmente, es la única bebida alcohólica autorizada para venderse en envases abiertos y sin etiqueta”, lo que, sin embargo, “facilita que en algunos casos pueda ser adulterada, añadiéndose otros elementos no permitidos por norma. De esta forma, dijo, “las personas deben asegurarse que tenga buenas condiciones, como aroma a frutas, sabor adecuado y su color característico”.

Cabe destacar, que en la región existen productores/as de vinos, chicha, pajarete, piscos y cervezas, entre otros alcoholes, los que son fiscalizados especialmente en estas fechas en que aumenta el consumo.

Maggi añadió que los establecimientos que venden y/o elaboran bebidas alcohólicas, deben contar con su inscripción de inicio de actividades ante el SAGAdemás, en el caso de los elaboradores, deben tener registros de cosecha, existencias de vinos, libro de bodega, cubas y vasijas debidamente aforadas y numeradas, y declaraciones de plantaciones de vid.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp