DGA desarrollará un robusto Plan de Fiscalización a parcelaciones que consumen aguas subterráneas en el sector bajo del Río Copiapó

Se verificará el cumplimiento de los consumos para uso doméstico y de subsistencia en los sectores de Chamonate-Toledo, Piedra Colgada y San Pedro.

El Ministerio de Obras Públicas a través de su Dirección General de Aguas (DGA) en Atacama iniciará a partir de enero 2023 un plan de fiscalización a las parcelaciones que consumen recursos hídricos subterráneos provenientes de los Sectores Hidrogeológicos de Aprovechamiento Común N°5 y N°6, correspondientes principalmente a las localidades de Chamonate-Toledo, Piedra Colgada y San Pedro.

En la fiscalización se revisará de forma exhaustiva el cumplimiento de la normativa hídrica fundada en el Código de Aguas, relativa principalmente al cumplimiento del artículo 56, esto es agua para el consumo humano y la subsistencia. Para ello, se utilizarán todos los medios disponibles, como lo son imágenes satelitales, vuelos dron y mediciones in situ. Asimismo, es indispensable la disposición de las personas fiscalizadas para el ingreso de los equipos DGA a sus parcelas, para así evitar la aplicación de multas por entorpecimiento a la labor fiscalizadora.

Según informó el Director Regional DGA, Rodrigo Sáez Gutiérrez“el desarrollo de parcelaciones en la parte baja del Río Copiapó puede generar una presión en el consumo de los recursos hídricos del acuífero. En el caso de quienes no cuenten con derechos de aprovechamiento en el punto de explotación, se justifica la extracción de aguas solo para su uso relativo al consumo humano y saneamiento. Se enfatiza que, llenar piscinas y usos ornamentales no constituyen usos domésticos de subsistencia y serán, en caso que corresponda, sancionados.”.

Por su parte, el SEREMI MOP Mauricio Guaita Juantok indicó que “durante el 2022, la Unidad de Fiscalización de la Dirección General de Aguas Atacama resolvió 42 expedientes sancionatorios de fiscalización, estableciendo multas por un monto superior a los 85 millones de pesos. El cuidado y protección de los recursos hídricos es una prioridad para nuestro gobierno. Es por esto que una de nuestras prioridades en el MOP es potenciar a la Dirección General de Aguas, que además debe ejecutar el nuevo Código de Aguas. Para el 2023, el Presupuesto de la DGA crece en 9.000 millones solo en inversión, es decir, un 19%, mientras que el presupuesto para abordar los temas de fiscalizaciones en terreno y tecnología, aumenta en 17%. Además, este verano 2023 tendremos un robusto plan de fiscalización, en el que la Dirección General de Aguas estará desplegada en los principales ríos, acuíferos y lagunas de la región, con el fin no solo de fiscalizar que no existan infracciones al Código de Aguas, sino que también evaluar la calidad del agua.”

Para finalizar Sáez indicó que “este robusto plan también se extenderá en toda la región durante los meses siguientes. Por tanto, se solicita a todos y todas que hagan un buen uso del recurso y eviten duras sanciones, incluso con la configuración de eventuales delitos”.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp