Systems Approach para uva de mesa avanza en comunidad

En la actualidad, informó Simfruit.cl la implementación del Systems Approach se encuentra en período de comentarios que fue extendido hasta el 17 de enero del 2023, espacio que según aclaró la entidad estadounidense USDA-APHIS, surge para dar a las personas tiempo adicional para preparar y presentar observaciones. Conozca más de este gran paso hacia la sustentabilidad de la uva de mesa de exportación.

El proyecto que cuenta con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA)  sobre “Adaptación e implementación de Systems Approach con productores y actores relevantes relacionados con la exportación de uva de mesa a Estados Unidos, Región de Valparaíso”, nace para desarrollar una metodología, que apunte a mejorar el establecimiento de manejos tendientes a reducir la prevalencia de la falsa arañita de la vid, Brevipalpus chilensis y generar zonas de erradicación, es decir, Cero Captura de adultos y sin presencia de larvas para Lobesia Botrana.

Conformado por un grupo de actores relevantes del Aconcagua y una red de trabajo colaborativo, el proyecto desarrollará el seguimiento técnico en este largo camino de la uva de mesa hacia la producción limpia y el trabajo en conjunto con Estados Unidos (EE. UU.), centrado en la aplicación de protocolos de manejo fitosanitario y de muestreo que den la seguridad de que ese cultivo no va a tener problemas con las plagas cuarentenarias.

Este proyecto surge al alero del Programa Estratégico de Fruticultura Sustentable (Perfruts), que lidera la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, junto a instituciones tales como BioCEA, la Asociación de Productores del Aconcagua a través de Vicente Valdivieso, Fedefruta, entomólogos invitados a participar en las mesas de trabajo como el Dr. Ernesto Cisternas de INIA La Cruz y Eugenio López, ex profesor de la escuela agronomía de PUCV. También con el aporte de FIA, CORFO y otros organismos públicos.

Kurt Neuling, gerente del Programa Perfruts destacó las alianzas público y privada para el beneficio, no solo del sector de la uva de mesa, sino que de toda la región: “Nosotros continuamos apoyando el desarrollo sustentable en lo social, económico y ambiental del sector frutícola de la región de Valparaíso, que en el caso de esta iniciativa apunta al manejo agronómico sustentable para el control de las plagas y al no uso de productos químicos, robusto ejemplo para los consumidores. Es por ello que participamos activamente”.

Trabajo con los productores

La tarea no es fácil.  Por eso, se están impulsando diferentes acciones en la región de Valparaíso para su incorporación. La idea es avanzar hacia una uva de mesa sin Bromuro de metilo junto a productores y actores relevantes relacionados con la exportación de uva de mesa de la región de Valparaíso a Estados Unidos.

El protocolo del Systems Approach no está definido en un 100%, hay que elaborarlo, recalcó el investigador y profesor de la PUCV, director de proyecto, Wilson Barros Parada. “Todavía falta, estamos recién trabajando en los tres primeros objetivos del proyecto”.

Nuestra motivación, asegura el director del proyecto, “es dar a conocer este sistema para implementar este protocolo del Systems Approach y poder contribuir a través de reuniones, mesas técnicas y talleres”.

Explica que en esta etapa del proyecto se ha estado justamente convocando a reuniones y talleres con productores para poder aclarar las dudas e interiorizarse de los avances del proyecto y que se vayan apropiando de este protocolo, recibir las asesorías y con ello implementar en sus campos.

Estos talleres con los productores de uva de mesa también son para que puedan conocer e identificar las dos plagas de importancia cuarentenaria Lobesia Botrana y Brevipalpus chilensis, e implementen medidas y técnicas de prevención, monitoreo y control, con el objetivo de mantener las poblaciones de ambas plagas a un nivel indetectable.

Los conocimientos que adquieran los productores participantes les permitirá ingresar su fruta sin la aplicación de bromuro de metilo lo que evita el rompimiento de la cadena de frío y deterioro en la fruta, logrando con ello una mejora en la postcosecha y así ampliar la ventana de comercialización con un producto de mejor calidad.

El investigador Wilson Barros asegura que este proyecto busca acompañar a los productores, llegar a tiempo para que tengan herramientas eficaces para combatir las plagas y sentar las bases en cada predio de los productores beneficiarios para lograr la implementación de este protocolo.

Destacó “hay una expectativa real porque los productores de uva de mesa están golpeados con temas de crisis de precios”.

¿Por qué decirle que no a la fumigación con Bromuro de Metilo?

EE.UU. es el principal destino de la fruta chilena y exige que una parte de la producción nacional sea sometida al procedimiento de fumigar con Bromuro de Metilo (BrMe).

El problema es que fumigar con Bromuro de Metilo es una opción cada vez menos atractiva, le quita vida al producto; se disminuye la ventana de días en los que va a ser comercializado en destino.

El Bromuro de Metilo es un fumigante usado desde el año 1940 en el control de un alto espectro de plagas. El problema de este fumigante, es que fue identificado como una sustancia destructora de la capa de ozono del hemisferio sur. Esto llevó a que el bromuro fuera incluido en el “protocolo de Montreal”, un acuerdo global de eliminación gradual de sustancias agotadoras de la capa de ozono.

Hoy, con un protocolo de Systems Approach se busca no fumigar con Bromuro de Metilo y tomar otras medidas que permitan reducir los tiempos de envío prolongando la vida de postcosecha de la uva de mesa. En el caso de EE.UU., que es no existe otra alternativa.

Insecticidas microbiológicos, confusión sexual y plazos para comentarios.

Actualmente se está definiendo las áreas libres donde se van a realizar las acciones que van a servir de modelo donde el agricultor podrá copiar y replicar en su huerto las medidas preventivas. Así al menos lo plantea el especialista: “Estamos definiendo las áreas, la superficie y la idea es que de esas áreas y superficies y con esos manejos podamos, a través de la metodología, mostrar los datos y la realidad, que los productores vayan copiando este sistema y lo vayan implementando con mayor confianza”. Destaca el director de proyecto que estamos conversando con el SAG en este momento, buscando la zona más óptima para implementar esta metodología y dar a conocer los resultados en los años que quedan”.

El proyecto consiste básicamente en generar distintos manejos. Se va a probar el uso de algunos insecticidas microbiológicos, de origen botánico y de impacto más reducido. También se va a probar la confusión sexual a través del conocido programa que realiza el SAG, que permite controlar la polilla al generar una nube de feromona sintética que causa desorientación del macho, disminuyendo los apareamientos, lo que se traduce en una menor descendencia y, por ende, menos daños en la fruta. La idea es ir hacia una fruticultura más sustentable. En la actualidad, informó Simfruit.cl la implementación del Systems Approach se encuentra en período de comentarios que fue extendido hasta el 17 de enero del 2023, espacio que según aclaró la entidad estadounidense USDA-APHIS, surge para dar a las personas tiempo adicional para preparar y presentar observaciones.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp