Alrededor de 35 empresas serían beneficiadas por reajuste en contratos de obras públicas en Atacama

Se trata de un “Reajuste polinómico de contratos”, el cual ayudará a empresas en riego inminente de incumplimiento o abandono de obra, debido al complejo escenario económico que se está viviendo a nivel mundial y que ha mermado de manera importante al sector de la construcción.

Solo en lo que va del 2022, los materiales de la construcción han aumentado entre un 28-30%, según los datos entregados por el Instituto Nacional de Estadística.

En pauta de prensa el Seremi del MOP Atacama anunció el reajuste a los potenciales 56 contratos vigentes de obras públicas en la región, que se hayan visto afectados por el alza de los materiales e insumos de construcción. El reajuste polinómico se basa en la modificación transitoria al Reglamento para Contratos de Obras Públicas (DS75), y se aplicará a todos los contratos vigentes de las direcciones de Vialidad, Aeropuertos, Obras Portuarias, Arquitectura, Obras Hidráulicas y DGA a nivel nacional.

La medida que fue publicada el pasado viernes en el Diario Oficial, se trataría de un Decreto que dará un importante respiro al sector de la construcción. La modificación al reglamento para los contratos de obras públicas, que en el último tiempo han visto crecer en cerca de 35% los costos de materiales, permitirá reajustar el valor de los pagos pactados con el Estado.

El Seremi Mauricio Guaita explicó, “este es un reajuste extraordinario en los contratos de obras públicas que han sido afectados por el aumento de los precios de los materiales, esta acción busca reactivar la economía y el empleo en la construcción que ha sido tan golpeada por el alza de los precios. El objetivo que tiene esta medida en Atacama y en el país es poder aportar con un oxígeno a las empresas que están en riesgo de incumplimiento o abandono de obras, que en el caso de la Región de Atacama podemos considerar que aún no tenemos ninguna faena abandonada por el contratista dada esta situación y esperamos que con este incentivo podamos darle certeza y puedan terminar las obras que se encuentran en plena ejecución”.

Guaita agregó, “como Gobierno, nos importa la salud de las empresas, como también nos importan los trabajadores de las mismas. Frente a situaciones extraordinarias, como la que hoy estamos viviendo producto de la pandemia, es necesario aplicar medidas extraordinarias como las que estamos aplicando. La medida es inédita, tenemos un potencial de 56 contratos en la Región de Atacama, eso implica que una empresa puede tener más de un contrato, actualmente estamos realizando el cruce de la información y se estima que son alrededor de 35 empresas, que están con contratos vigentes en la región, que podrán acceder a este beneficio. Existe un formulario tipo mediante el cual las empresas envían su solicitud para ser evaluadas y esperamos que en el transcurso de este año podamos hacer los primeros reajustes”.

“Esta es una de las medidas concretas del gobierno de nuestro presidente Gabriel Boric, ya que durante estos siete meses hemos trabajado en conjunto con los gremios de la construcción, con el Ministerio de Hacienda y diferentes actores, para encontrar soluciones responsables, que nos permitan hacer frente a una crisis global. Como lo ha recalcado el Ministro García, no dejaremos de trabajar en conjunto con la industria, de manera que podamos asegurar obras públicas de calidad y a tiempo, destacando además, que esta medida cuida aproximadamente 30 mil empleos en todo el país”, enfatizó la autoridad del MOP.

El reajuste polinómico es de carácter opcional, se aplicará a todas las empresas que cuenten con estados de pagos desde septiembre de 2021, que es el mes con mayor alza de materiales, y las empresas podrán

realizar la solicitud a las respectivas direcciones del MOP mandantes en sus contratos hasta el 31 de marzo del año 2023.

De acuerdo a estimaciones del MOP, este reajuste polinómico impactará al 82% de las empresas que hoy tienen contratos con el MOP, abarcando un universo potencial de 1.423 contratos correspondientes a 436 empresas.

A la fecha, en el Ministerio existen 96 obras abandonadas y son aproximadamente 50 las empresas con mayores dificultades, mientras las regiones más afectadas son Los Lagos, Araucanía, Biobío, Los Ríos y la región Metropolitana.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp