Declaración Minera Candelaria

Desde hace más de un mes, Minera Candelaria ha debido enfrentar la paralización de los trabajadores agrupados en los Sindicatos Mina y Candelaria.

En este lapso, ambas organizaciones sindicales han rechazado propuestas de contrato colectivo presentadas por la empresa, las cuales incorporan mejoramientos respecto de sus convenios de 2017, además de pagos por cierre de negociación por $13,5 millones y $15 millones, respectivamente.

Se trata de proposiciones que buscan responder a las demandas de los trabajadores dentro de un marco de sustentabilidad que permita la continuidad del negocio en el tiempo, como también a la compleja realidad e incertidumbre económica que vive el país y la Región de Atacama.

Minera Candelaria cree en el diálogo respetuoso, la buena fe y el apego a la legalidad vigente, y espera que sus trabajadores demuestren que actúan sobre la base de esos valores, cualquiera sean las circunstancias.

La empresa reconoce el derecho a huelga, porque forma parte del marco legal que norma las relaciones laborales. Lo que no hemos aceptado ni aceptaremos es que acciones ilegales de fuerza pongan en riesgo la seguridad e integridad de nuestros trabajadores.

Lamentablemente, en estos 35 días hemos enfrentado situaciones que se apartan totalmente de esos principios: bloqueo de caminos públicos y privados en distintos puntos, ataques a nuestro personal y a contratistas y situaciones de peligro para las personas.

Consecuentes con lo que decimos y hacemos, queremos dejar en claro que no negociaremos con personas que no actúen bajo los valores de respeto, diálogo de buena fe y apego a la legalidad.

Para sentarse a la mesa y llegar a acuerdos se requiere de voluntad y conciencia de que, por cualquier otro camino, finalmente todos perderemos: no solamente la empresa y los trabajadores movilizados, sino también los trabajadores no sindicalizados, las empresas contratistas, los proveedores de servicios y la actividad económica regional, quienes también sufrirán las consecuencias negativas de la violencia.

Finalmente, Minera Candelaria formula un llamado a restablecer el diálogo, deponer las acciones violentas y enfocarnos en soluciones que nos permitan retomar la operación de las faenas para beneficio de todos los trabajadores y trabajadoras, sus familias y la comunidad.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp