26 párvulos adquirieron primeros valores y aprendizajes y egresaron felices del jardín infantil Aguas Blancas del SLEP Atacama

Se trata de niños y niñas del Nivel Medio Mayor, quienes disfrutaron de una hermosa, emocionante y acogedora ceremonia realizada en dependencias del establecimiento educacional.

Con la presencia del mago acertijo, con palabras emotivas de agradecimiento por parte de los padres, madres y apoderados, tías emocionadas, familias contentas, canciones y una proyección audiovisual con imágenes de hermosos recuerdos, 26 párvulos del jardín infantil Aguas Blancas del Servicio Local de Educación Pública (SLEP) de Atacama, ubicado en la comuna de Copiapó, protagonizaron una especial de egreso.

Pedro Lagos Arancibia, director ejecutivo (S) del SLEP de Atacama fue enfático en precisar que, “la educación durante la primera infancia, además de especial, es una etapa muy relevante, ya que se adquieren los primeros principios y valores, además de aprendizajes y conocimientos que serán transcendentales para el resto de la permanencia estudiantil. Por esta razón, es que quiero felicitar a todo el equipo del jardín Aguas Blancas porque han desarrollado una labor ejemplar. Además, hace muy poco recibieron el Reconocimiento Oficial por parte del Ministerio de Educación, por consiguiente, su responsabilidad es fundamental. El llamado es a continuar trabajando con unidad, entre todas y todos, de manera articulada para fortalecer la educación pública. Sólo así lograremos cumplir a cabalidad los objetivos establecidos en nuestro Plan Estratégico Local y en la Estrategia Nacional de Educación Pública”.

Por su parte, María Carolina Ardiles, directora del jardín infantil Aguas Blancas de Copiapó, declaró que, “en esta jornada y junto con las familias y equipo educativo, despedimos a nuestros niños y niñas del nivel medio mayor. Como no emocionarnos con estos cuatro años de aprendizaje. Fuimos participe de las primeras palabras, de los primeros pasos, penas, alegrías, bailes y juegos. Crecimos en varias áreas que nos llenan de felicidad, porque el jardín es eso, aprender y convivir de manera feliz. Esperamos haber dejado una huella en cada uno de ellos, ellas y en sus familias y les deseamos lo mejor en esta nueva etapa. Que sigan creciendo sanos, felices, llenos de sueños y siendo niñas y niños escuchados y respetados”.

En este marco, Claudio Guevara, apoderado del jardín infantil, argumentó que, “es importante agradecer la gestión que tienen las parvularias, para ir día a día enseñándoles de todo a los chiquillos. Lo han hecho super bien. Mi hija siempre aprendió muchas cosas acá y se agradece el trabajo de ellas. Es honorable. Todos los días ellas están ahí con las enseñanzas a flor de piel. Mi hija Luciana es super extrovertida. A ella le gusta bailar, cantar, jugar con sus compañeros, a ella le gusta todo el jardín ha sido un complemento para sacar a relucir todas sus facetas”.

Para concluir, Macarena Jofré, apoderada del jardín infantil, afirmó que, “hoy es un día emotivo por el egreso de nuestros niños. Agradecer principalmente a las tías y a la directora del jardín, por todo el esfuerzo, el amor, la entrega, las enseñanzas también que les dan a todos nuestros niños. Mi hija entró acá de siete meses, es bastante extravertida, tiene mucha personalidad y las tías la han ayudado un montón para que desarrolle esas áreas, para que se desenvuelva muy bien. Yo recomiendo el jardín, de hecho, tengo a mi bebe en sala cuna menor y pretendo seguir los próximos 4 años aquí”.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp