Consejo Consultivo se informó del Anteproyecto de la Norma Lumínica

El Anteproyecto de la Norma Lumínica publicado en el Diario Oficial, busca extender a todas las regiones el cuidado del firmamento ante la contaminación por luz, buscando proteger los cielos astronómicos, la biodiversidad y la salud de las personas.

En reunión telemática el Consejo Consultivo conoció y analizó los detalles del Anteproyecto de la Norma Lumínica que busca proteger los cielos astronómicos y la biodiversidad de Atacama y del país.

En reunión online, Igor Valdebenito, jefe del Departamento de Contaminación Ruidos Lumínica y Olores del Ministerio del Medio Ambiente afirmó que “la contaminación lumínica aumenta aproximadamente un 2% al año en todo el planeta, por lo que la preocupación ante este problema ha llevado al mundo científico a realizar un llamado para tratarla de la misma manera que otros tipos de contaminación, no sólo debido a sus impactos en la observación astronómica, sino también en nuestra salud y sus efectos la biodiversidad”.

El profesional agregó que “la norma lumínica chilena actualmente vigente, tiene como objetivo ambiental la protección de la calidad del cielo para el desarrollo de la astronomía y una aplicación circunscrita a las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo. Pero en los últimos años, se ha revelado que la contaminación lumínica ha aumentado a niveles muy rápidos y preocupantes, y que ésta no sólo impacta a la observación del cielo, sino que también a la biodiversidad y con efectos en nuestra salud”.

Valdebenito expreso además, que “este tipo de contaminación se manifiesta como un brillo artificial en el cielo nocturno, una luz intrusa que ingresa a las viviendas, y e incluso deslumbramientos que provocan pérdidas momentáneas de la visión”.

Felipe Loaiza Profesional del departamento de Contaminación Ruidos Lumínica y Olores del Ministerio del Medio Ambiente, explicó que “la propuesta busca un cumplimiento gradual a través de los recambios naturales que deben efectuarse al alumbrado de exteriores (calles, plazas, industrias, recintos deportivos, avisos publicitarios) producto del término de su vida útil. También se estipula que, en aquellas Áreas de Protección Especial por su vinculación con la astronomía o la biodiversidad se deberá cumplir la norma de manera anticipada”.

En esa línea el Seremi del Medio Ambiente, Guillermo Ready, destaco “que la contaminación lumínica afecta nuestra biodiversidad produciendo cambios en sus patrones de conducta y su forma de reproducción, la forma en que se alimentan y sus procesos migratorios, todo esto es particularmente sensible en especies que ya tienen algún grado de peligro, ya que la luz también puede ser un factor que haga peligrar su existencia, como lo que pasa con fardelas, golondrinas de mar, tortugas y una gran cantidad de especies nocturna.”

En Chile solo el 1% de la población vive en zonas con cielos oscuros, y más del 30% de los chilenos habita en lugares donde la luz artificial no permite ver las estrellas con características que son más propias del crepúsculo que de la oscuridad de la noche.

“Buscamos recuperar la noche y proteger el cielo de todos y para todos los chilenos, con todos los beneficios que eso significa. No queremos iluminar menos, queremos iluminar mejor, porque el disminuir la contaminación lumínica no significa apagar las luces, sino que aprender a hacerlo de buena forma, ahorrando energía e iluminando donde es necesario sin desperdiciar ni contaminar”, explicó el Seremi Ready.

Si usted desea participar en la consulta pública al Anteproyecto de la Norma Lumínica, lo puede hacer a través de la plataforma electrónica del Ministerio del Medio Ambiente https://consultasciudadanas.mma.gob.cl/portal

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias Recientes