La incontinencia urinaria, una condición que afecta a millones de mujeres

● En Chile, 1 de cada 2 mujeres sufre filtraciones de orina.
● La razón que sea una condición más común en mujeres que hombres se explica principalmente por los embarazos.
Reír, toser o caminar son simples acciones que todos realizamos diariamente. Pero esas mismas actividades representan una incomodidad para un alto número de mujeres en Chile, puesto que cargan con ellas el secreto de vivir con incontinencia urinaria.
La incontinencia urinaria es la pérdida o filtración accidental o involuntaria de orina. Existen distintos tipos, ya sea por esfuerzo, donde los escapes se producen cuando se ejerce presión sobre la vejiga al toser, estornudar, reír, hacer ejercicio o levantar algo pesado; de urgencia, en la que una condición médica o medicamento afecta la función nerviosa en el cuerpo, reduciendo la capacidad vesical para llenarse y vaciarse adecuadamente; o mixta, que es el resultado de dos o más tipos de incontinencia en una persona. Para todos los casos, es importante siempre acudir a un profesional.
Esta condición, además de resultar embarazosa, afecta significativamente la calidad de vida de aproximadamente 25 al 45% de las mujeres, independientemente su edad, existiendo un aumento de la tasa en la medida que ellas se hacen mayores: entre el 20% y el 30% de las mujeres jóvenes, entre el 30% y 40% de las mujeres de mediana edad, y hasta el 50% de las mujeres mayores sufren de filtraciones de orina.
Muchas de ellas creen que la pérdida de orina es una parte normal de la vida y algo con lo que tienen que vivir después de tener hijos o de la menopausia, cuando la realidad es que la incontinencia urinaria, de cualquier tipo, es una condición médica y tiene tratamiento.
De acuerdo con el estudio Segment Illumination, 2017, un 50% de las mujeres que sufren de incontinencia urinaria a nivel global buscan más de sus productos o quieren nuevas innovaciones, no los productos actuales.
Es por esto que Kimberly–Clark, a través de su marca Plenitud, ha desarrollado una amplia gama de productos diseñados para todos los tipos de escapes de orina, desde escapes muy leves o moderados. “Sabemos que esta condición afecta la calidad de vida de las personas, especialmente la vida social, su autoestima y confianza. La falta de información e inseguridad hacen que dejen de hacer las actividades que hacían con anterioridad. Es importante que las personas que padecen esta patología consulten a un profesional especialista en el tema y utilicen productos diseñados específicamente para este propósito”, señala Stephanie Garriga, Brand Manger de Adult Care para Kimberly–Clark.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias Recientes