Innovadora tecnología busca aumentar los ingresos nacionales del cobre

La USM en conjunto con Codelco Chile, División Chuquicamata, trabajan en un proyecto que mejoraría el valor global y que traería beneficios ambientales.

Una innovadora tecnología, que podría convertirse en un hito dentro de la metalurgia del cobre a nivel nacional e internacional, se encuentra desarrollando la Universidad Técnica Federico Santa María en conjunto con Codelco Chile, División Chuquicamata.

Se trata del proyecto “Electrodisolución de Scrap de Cobre” (EDCu), que según el superintendente de Ingeniería de Procesos de la Gerencia Refinería Codelco, División Chuquicamata, Yuri Lepiman, podría convertirse en un hito dentro de la electrometalurgia del cobre, “dado que es un proceso nuevo en base a la electrodisolución de scrap de cobre que no existe en la actualidad, y que es una nueva forma de procesar los restos de ánodos sin pasar por la fundición. Es decir, no llevarlos nuevamente a la forma de cobre anódico (con pureza del 99,5%) sino que a un electrolito rico de cobre desde el cual se recupera en la forma de cátodos (con pureza de 99,99%), con todos los beneficios económicos y ambientales que ello significa”.

Lepiman agregó que este proceso “permite una combinación de tecnologías para dar una solución técnica a requerimientos que se tienen como negocio, puesto que lo ideal es que todo el cobre salga a cátodo para maximizar los beneficios del negocio global del cobre”.

Trabajo conjunto

Según explicó el académico de la USM, Dr. Juan Patricio Ibáñez, el proyecto cuenta con varias fases y en estos momentos se encuentra en la etapa de experimentación y validación de resultados previos en una nueva celda electrodialítica para, posteriormente, diseñar la implementación de la futura tecnología a escala de prototipo industrial, agregando que “la tecnología EDCu que se está desarrollando en LPA permite generar hidrógeno como subproducto de alto valor”.

En este sentido, puntualizó que la USM con Codelco Chile, División Chuquicamata vienen trabajando desde el 2016 en este tema.  De acuerdo a lo que detalló Yuri Lepiman, se viene “haciendo una estimación positiva, dentro de los próximos 7 a 10 años ya se podría contar con esta nueva tecnología, lo que va a depender también de la inversión y las horas humanas que se le imprima”.

Con lo anterior, puntualizó que “se mejoraría el negocio completo en cuanto a calidad, pureza e ingreso, que se traduce en más dinero a todo el país”.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias Recientes