La Nube: principales razones para que las organizaciones migren hacia ella

Por Mauricio Rodríguez, Subgerente de Preventas de Interside Holding

www.interside.cl

Entendida como un servicio que permite consumir diferentes tipos de tecnologías de manera segura- como almacenamiento, aplicaciones y computación, por ejemplo- sin necesidad de inversiones y accediendo a ellas desde cualquier lugar, la Nube o Cloud ha adquirido gran relevancia en el mundo empresarial en los últimos años, sobre todo como consecuencia de la pandemia del Covid-19 y la explosión del comercio electrónico.

De acuerdo a datos de IDC, para el 2023 la Nube crecerá en Latinoamérica un 30,4%. En tanto, y según esa misma fuente, en Chile los servicios empresariales Cloud tendrán un aumento aproximado del 29,7%. Y esta tendencia, lo más probable, se mantendrá en el tiempo.

Pero antes de entrar de lleno en el tema central de esta columna, me gustaría abordar ciertos conceptos que serán de ayuda al lector y que tienen que ver con los tipos de servicios que se ofrecen en la Nube y las clases de Cloud existentes.

Respecto a los primeros, podemos distinguir el Software como Servicio (SaaS) que posibilita el empleo de aplicaciones como correo electrónico, intranet, etc., sin la necesidad de mantener o comprar activos en la organización; la Plataforma como Servicio (PaaS) que en breves palabras es un sistema operativo en la nube que entrega funciones de red, almacenamiento y bases de datos, entre otras; y la Infraestructura como Servicio (IaaS), que hace posible disponer de una infraestructura integrada por servidores virtuales que se encuentra optimizada para poder desplegar nuevos servicios.

En cuanto a las modalidades de Nube existentes, podemos distinguir la Pública (representada por datacenters distribuidos en diversos continentes, muy seguros y con alta disponibilidad); la Privada (correspondiente a centros de datos propios de grandes organizaciones que prefieren tener el control absoluto de su infraestructura y datos); y la Híbrida (que combina servicios en los formatos antes mencionados).

Bajo este contexto, podemos afirmar que son diversas las razones que existen para que las organizaciones migren al mundo Cloud. Algunas de ellas son: aumenta la productividad y competitividad de las empresas; disminuye sus costos; eleva la disponibilidad de sus servicios informáticos (24x7x365); no obliga a invertir en hardware ni software; hace posible crecer en cualquier momento; facilita poner foco en la innovación y en agregar valor; da acceso a tecnologías siempre actualizadas; agiliza la puesta en marcha de servicios y nuevas aplicaciones; se paga sólo por el uso; y permite diferenciar el servicio por usuario. No hay que olvidar, además, que la actual situación de la economía está obligando a las organizaciones a innovar y bajar sus costos operativos para competir mejor y superar con éxito los vaivenes del mercado, como también a alinear las tecnologías de información con los requerimientos del negocio. A ello se debe agregar que la actual movilidad de los empleados exige a las empresas disponer de aplicaciones en línea a las que se pueda acceder desde cualquier lugar, a través de una conexión segura a Internet. Y para todo lo anterior la Nube o Cloud es de gran ayuda, resultando ser un traje a la medida para cada organización.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp