Oscar Araya promete cambiar los paradigmas al frente del municipio copiapino

¿Quién es Oscar Araya Campos, candidato a alcalde por Copiapó? Él mismo responde a la consulta, definiéndose como más copiapino que el chañar, 26 años de edad, terminando la carrera de Sociología (su tesis versa sobre la recuperación del rio Copiapó) y, anteriormente, estudió Ingeniería Comercial con mención en Economía, ambas carreras cursadas en la Universidad de Chile. Con orgullo agrega que tiene una formación de seis años como bombero operativo. Esta candidatura suya resulta ser su primera experiencia política partidista; oportunidad en la que participa representando a la alianza Dignidad Ahora, compuesta por organizaciones sociales como “No + AFP”, “Deudores Populares”, algunos colectivos feministas y los partidos Humanista e Igualdad. Hasta aquí su presentación.

Su candidatura es el resultado de su triunfo en la consulta ciudadana organizada por el sector que representa y está convencido que puede aglutinar los votos de muchos desencantados de los políticos tradicionales acusados de fraudes y, peor aún, de no hacer la pega que les corresponde. “Mi candidatura la levantaron dirigentes sociales de la villa Esperanza, quienes reconocieron mi trayectoria en el trabajo social y territorial y me postularon a la consulta ciudadana”. Respecto a su trabajo territorial, precisa a modo de ejemplo, que el año pasado participó en la organización de la Cumbre por las Cuencas de Atacama, además que siempre ha estado participando en la Asamblea Ambiental de Copiapó y en todas las luchas sociales desde el 2006 a la fecha, especialmente en materias educacionales y relacionadas con la recuperación del agua.

¿Cómo podría encantar a un adulto mayor o más conservador que ve en un usted a un joven revoltoso?

“El programa hacia el adulto mayor es uno de los compromisos más concretos que tenemos en la agenda de trabajo, por eso soy un convencido que el adulto mayor tiene que vivir su última etapa de vida recreándose y compartiendo sus conocimientos. Entonces, nuestro compromiso es generarles un empleo digno para que lo pasen bien y, al mismo tiempo, aprovechen de traspasar sus conocimientos a las nuevas generaciones. Sabemos bien que hay gente que no está certificada debido a la edad que tienen, pero cuentan con los conocimientos territoriales e históricos sobre Copiapó y son esos conocimientos los que queremos recuperar con la participación de ellos”.

Si usted pretende otro Copiapó, ¿es porque no aprueba la gestión del alcalde Marcos López?

“Para nada. Nosotros llevamos mucho tiempo exigiéndole que existan cosas mínimas, como la participación ciudadana y, claramente, eso no existe. Por ejemplo, yo llevo 20 años subiendo el Cerro Chanchoquín y con mis propias manos he arreglado las escaleras que llevan a la cima; pero, de un día para otro, cerraron el acceso, lo mismo que en El Pretil, donde no hubo consultas a la ciudadanía sobre qué queríamos en esos espacios. Acá solo tenemos la lógica del ´yo decido´ y, en cambio, nosotros venimos a romper con esa costumbre en aras de todo lo que sea bueno para Copiapó y su gente”.

En sus palabras se desprende una personificación antidemocrática del actual jefe comunal. “Exacto, es que dentro del sistema burocrático se puede aceptar ese tipo de democracia, pero con nosotros eso no va a ocurrir. Nosotros estamos apuntando a la democracia del siglo 21, considerando que la sociedad va evolucionando y entendiendo de otra manera este mundo globalizado. Entonces, la democracia actual se tiene que entender como la instancia donde todos participamos, independientemente de las ideologías políticas u orientación sexual, porque todos vivimos en el mismo territorio”.

¿Está capacitado un joven de 26 años para dirigir una comuna grande como es Copiapó?

“La edad no es un punto de referencia para decir qué persona está más capacitada o no para liderar una comuna. Lo que sí importa saber es cuáles son mis capacidades de administración, gestión, mi tipo de trabajo y con quiénes vamos a desarrollar este plan territorial. Además, tenemos el profesionalismo, la voluntad y la energía para concretar esos planes; por eso, para mí, la edad pasa a ser un punto de segundo orden, donde sí importan más la capacidad y la voluntad… y ambas las tenemos”.

¿Qué gana Copiapó teniendo como alcalde a Oscar Araya Campos?

“En primer lugar, vamos a cambiar todo lo que es la recuperación de nuestro territorio; sí o sí, vamos a devolver el río a la ciudad, una de las exigencias históricas que tenemos como copiapinos. Para eso contamos con una propuesta que hemos denominado ´banco de agua´, una propuesta única en el mundo, mediante la cual vamos a exigir los derechos de aguas superficiales que tiene la Municipalidad de Copiapó y que abarcan el 43 por ciento del fondo del distrito nueve, las que si sumamos a los derechos de agua de los distritos siete y ocho, que corresponden a Tierra Amarilla y Copiapó, vamos a llegar a un cincuenta por ciento de los derechos de las aguas superficiales del rio. Esa agua está, nosotros sabemos dónde está, tenemos los papeles, videos y registros de dónde está.  Por otra parte, nos interesa trabajar en las extracciones y mitigaciones de los relaves, porque sacándolos del entorno de la ciudad vamos a reducir considerablemente los problemas cardiorespiratorios; en materia de salud también tenemos claro cuáles son nuestras principales problemáticas. En cuanto a la seguridad, ésta tiene que ser enfocada hacia nuestros problemas diarios, como terminar con la violencia intrafamiliar, acabar con el narcotráfico de las drogas duras en las poblaciones y acabar con el miedo a que en cualquier momento nos caiga una bala loca por culpa de los delincuentes”, citó entre otras varias iniciativas.

Finalmente, resaltó su compromiso personal con las familias que tienen hijas secuestradas o perdidas, como también con la familia de Robert Yáñez Olivares, el conductor fallecido en septiembre de 2019, tras una colisión provocada por un conductor en estado de ebriedad, quienes no han recibido la justicia como corresponde por parte de los tribunales de Copiapó. “En esos casos, prometemos un trabajo con las familias y también la entrega de un transporte público especialmente para mujeres con disidencia sexual, todo esto para acabar con los secuestros que tienen a las familias con hijas sumidas en el miedo”, concluyó.

Nota de: https://tierramarillano.cl/2021/04/04/oscar-araya-promete-cambiar-los-paradigmas-al-frente-del-municipio-copiapino/

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias Recientes