Un shot energético para fin de año

Estamos cansados, hemos trabajado duro para adaptarnos a las nuevas necesidades de un entono volátil, donde los cambios y desafíos son temas permanentes de conversaciones.

¿Qué más podemos hacer? ¿Llegar hasta acá y descansar?

Todo lo contrario. Si ya tomamos el pulso a las nuevas exigencias, aprendimos a utilizar las nuevas herramientas y descubrimos que tenemos más alternativas para lograr nuestras metas, ¡no podemos parar! Debemos recargar las energías y continuar con todo y por todo.

A continuación, algunas ideas para utilizar como shot energético:

1)          Potencia tus fortalezas: Trabajar desde lo que eres bueno genera placer, requiere menos tiempo y produce energía que puedes utilizar en otros ámbitos de tu vida. Haz lo tuyo, haz lo que sabes hacer bien. 

2)          Recuerda tu propósito: A esta altura del año podemos perder el horizonte personal con las metas organizacionales. Es vital traer al día a día tu propósito personal para valorar tu esfuerzo y desafiar tu desempeño desde lo que te hace más sentido. Tu propósito personal es tu mayor motivación.

3)          Potencia tu ego positivo: Valora tus logros, habilidades y conocimientos. Reconoce que mereces un buen cierre de año y ve por ello. No lo esperes.

4)          Fomenta un sentido de pertenencia: Apreciar a tu equipo de trabajo y a las personas que lo conforman. Reconocer cómo te aportan y lo que eres gracias a ellos, te hará sentir acompañado en este último tramo. En equipo llegamos más lejos y es más entretenido.

5)          Proponte nuevas metas personales: Cuando estamos cansados, estamos a un paso de conocer qué hay más allá de nuestros límites. Si has logrado llegar hasta acá, mereces algo grande e importante. El mejor reconocimiento que puedes recibir proviene de ti.

6)          Agrega instancias de ocio y esparcimiento en tu agenda: El contacto social ayuda a oxigenar tu mente y puede ser muy buen cargador de energía. Aprende a darte el tiempo de compartir con otros, tener diversos temas de conversación y vivir experiencias en paralelo al trabajo. Esto te permitirá, además, disfrutar aún más tu sobreesfuerzo.

Recuerda que evolucionaste y no hay vuelta atrás, solo nuevos caminos por construir.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp