Familia de Gisselle Ávila Cuevas entregan carta abierta a la Fiscalía de Caldera

En el marco del cumplimiento de 10 meses desde la muerte de Gisselle Ávila Cuevas, joven calderina encontrada sin vida en su domicilio el día 24 de diciembre de 2021.

Con fecha 26 de octubre de 2022 familiares y amistades en conjunto con el Tejido de Mujeres Feministas en Atacama se reúnen a las afueras de la Fiscalía local para hacer entrega de una carta abierta dirigida al Fiscal Álvaro Córdoba denunciando los nulos avances investigativos y la violencia institucional y simbólica ejercida por la institución al no entregar respuestas a la familia sobre las circunstancias que dieron muerte a Gicela.

La misiva da cuenta de las dificultades a las que se enfrenta la familia al ver vulnerados sus derechos para poder vivir el duelo, además de evidenciar el incumplimiento de los principios de equidad de género por los que se rige la Fiscalía al no haber gestionado las medidas necesarias al momento de las denuncias por agresiones y amenazas ejercidas por su ex pareja puestas por Gisselle, vulnerando así su derecho a vivir una vida libre de violencias.

La convocatoria a las afueras de la Fiscalía de Caldera se realizó a las 11:30 horas donde se reunieron familiares, amistades y mujeres parte del Tejido de Mujeres Feministas en Atacama, quienes convocaron a un punto de prensa en el cual Tamara, hermana de Gisselle, dio lectura de la carta para luego proceder a hacer la entrega formal de esta. Dentro de las declaraciones, se ratifica que Atacama no es un territorio seguro para las mujeres dando cuenta de que una vez más hay trabas en el sistema judicial, donde son los mismos organismos del estado los que obstruyen los procesos investigativos y retrasan los mismos prologando así el padecer de las familias; “las prácticas de políticas públicas asociadas a las temáticas de género de la fiscalía son ineficientes, ineficaces, no dan respuesta a las familias, hay un proceso de revictimización para las familias quienes tienen que armar sus propias luchas o buscar sus propios representantes legales para poder obtener algo de justicia, porque en el fondo, el Estado no logra entregar las mínimas seguridad o garantías para las mujeres en atacama”.

Junto a esto señalan que independiente si fue un suicidio -posibilidad por la que se inclina la investigación hasta el momento- o un femicidio, las causas son las mismas; la Fiscalía no logró proteger ni resguardar los derechos de Gisselle en el nivel de violencia que ella se encontraba. Sumado a esto, expresan que esto no sucede solamente en la comuna de Caldera sino que es un fenómeno a nivel regional. En la comuna de Huasco el femicidio de Marta Bustos lleva 6 años sin obtener justicia, el pasado 19 de octubre se cumplieron 4 años de la desaparición de Tanya Aciares Pereira y la desaparición de Thiare Elgueda Acuña sucedió hace casi 2 años, ambos casos sin encontrar a los culpables y sin justicia aún.

Con consignas como “En Fiscalía hay ropa tendida” y “Atacama No es un territorio seguro para las mujeres” plasmadas en lienzos acompañadas de cantos como “Alerta morada en toda Atacama, secuestran, matan, violan y nadie hace nada” y “Justicia, justicia por Gisselle” finaliza la jornada a eso de las 12:00 horas, donde reafirman que se continuará acuerpando esta lucha para conseguir justicia por Gisselle reuniéndose los días 24 para conmemorarla en velatones o marchas y estarán atentas a las respuestas que puedan emitir desde la Fiscalía.

Fuente: Red Privada de Emergencia Regional Noticias 

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp