Ciencia, saberes ancestrales, arte y educación: una innovadora apuesta para la regeneración del Bosque Templado Lluvioso

Conservación, regeneración y educación ambiental son los tres ejes de acción que tiene la Fundación Cuidemos Paraísos, ONG fundada en la región de La Araucanía, cuyo fin es conservar y regenerar el bosque Templado lluvioso de dicho territorio.

Dentro del eje de acción de regeneración, la organización actualmente está desarrollando el proyecto Green Spot, que surge como respuesta a la problemática de los Hot Spot, que son los puntos de alta biodiversidad en amenaza.

Esta iniciativa surge debido a los problemas detectados por Fundación Cuidemos Paraísos en temas de regeneración y reforestación. “Los proyectos de este tipo están teniendo una tasa de éxito de un 30%, mientras que el otro gran porcentaje fracasan por diversas razones, y sentimos que uno de esos motivos es que no se están abordando los problemas de manera interdisciplinaria”, comenta Nara Videla, directora del proyecto Green Spot y BosqueLAB, Laboratorio de Investigación y Estudios Interdisciplinarios del Bosque.

De acuerdo a Fundación Cuidemos Paraísos, el proyecto fue creado para repensar y co-diseñar un renovado método de regeneración, al que llaman Green Spot, vinculando ciencia, saberes ancestrales, arte y educación con la experiencia de diversas organizaciones y expertos en bosques.

Según explica Videla, el proyecto tiene dos objetivos, “el primero es generar un movimiento ecosocial como base para impulsar un cambio de paradigma, de una visión capitalista del bosque a una ética biocultural que fortalezca el vínculo humano-naturaleza”.

Mientras que el segundo objetivo es crear un método de regeneración que sea resiliente, eficiente y adaptado a los bosques templados lluviosos. De acuerdo a la representante de la ONG, la regeneración “no solo se trata de plantar árboles, sino que tiene que ver con poder instaurar técnicas de restauración de aguas, suelos, desde una visión más integral y holística del problema, con vinculación de la comunidad local».

Es así como su trabajo aborda la interdisciplinaridad desde el enfoque organizativo de un ecosistema, conformado por el equipo de Fundación Cuidemos Paraísos junto a una agrupación de investigadores de base, especialistas invitados, representantes de diversas organizaciones, equipo de registro, aprendices y otros colaboradores.

Por supuesto que iniciar un proyecto de esta envergadura no es tarea fácil. En este caso, el éxito de la iniciativa se logró gracias a que la ONG se adjudicó el fondo Lush Spring Prize (Inglaterra) en 2021, lo que les permitió realizar el programa de investigación en ocho sesiones, divididas en cuatro sesiones teóricas y cuatro experimentales.

Durante todo el primer semestre se abordaron temáticas relacionadas a los procesos de regeneración de bosques, destacando temas como la vida del suelo, reino fungi, biodiversidad, interacciones y redes ecosistémicas, diseño en permacultura y experiencias en procesos de restauración.

“También abrimos cupos para aprendices, pensando en aquellas personas interesadas en regenerar sus espacios, pero que no saben cómo hacerlo», indica Videla.

De este proceso, la representante de Fundación Cuidemos Paraísos destaca la participación del profesor de la Universidad de Chile, Álvaro Gutiérrez y la de María Paz Fontaine, autora del libro “Bosque Nativo en 3 miradas y representantes de comunidades Mapuches”. Y enfatiza que se puede restaurar bosques nativos siguiendo el paso a paso del método Green Spot, inspirado en los patrones de la naturaleza: 1. Observa. 2. Interpreta. 3. Diseña. 4. Interactúa. 5. Monitorea. 6. Evalúa. 7. Visibiliza. “De esta manera se pueden restaurar espacios que fueron bosques antiguamente, a través de procesos regenerativos junto a especialistas que trabajan el bosque como un ecosistema complejo», finaliza la directora de BosqueLAB.

Para más información, visita  BosqueLAB.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp